De Yanos a les Capilles del Monsacro

Un artículo en la nueva España que nos habla de la presencia del temple en nuestra región, suscitará, a los amantes de la leyendas que envuelven a los monjes soldado, el interés suficiente, para realizar esta preciosa ruta que nos da unas vistas únicas, sobre el centro de nuestra región un estracto del artículo que les comento es el siguiente:

“Los templarios también cruzaron el Caudal : La comarca acoge dos de los cinco enclaves asturianos ligados a la orden religiosa, localizados en el Monsacro (Morcín) y Serrapio (Aller) La orden de los caballeros templarios mantiene aún vigente, siete siglos después de su desaparición oficial, un aura de misticismo que se materializa en la figura de los monjes-guerreros ligados a las Cruzadas. La huella de esta controvertida y poderosa comunidad está presente en toda Europa, con centenares de emplazamientos construidos en torno a una marcada simbología. Un estudio reciente señala que en Asturias existen cinco iglesias pertenecientes a la orden. Dos de ellas se localizan en la comarca del Caudal. Se trata de la iglesia de San Vicente de Serrapio (Aller) y, sobre todo, las capillas del Monsacro, la principal referencia de todo el norte de España. Los últimos recuentos sitúan en 85 los referentes templarios que existen hoy en día en España. En Asturias, además de las ya citadas, las iglesias de San Esteban (Aramil), San Salvador (Grandas de Salime) y San Francisco (Avilés) fueron del Temple. Pero, sin lugar a dudas, la montaña «sagrada» del Monsacro es donde la presencia de la orden se hace más patente. La capilla octogonal que corona la cumbre morciniega se integra en un importante enclave templario junto a una segunda construcción, más pequeña, y una cueva excavada en la roca caliza. La escasa documentación que existe sobre este legado arquitectónico arroja muchas dudas sobre su historia, aunque todo hace indicar que fue una lugar de paso y peregrinación. Situado a 1.057 metros de altitud, los accesos permanecen impracticables durante el invierno. La iglesia de San Vicente (Serrapio) es el otro gran referente templario de la comarca. Los frescos que se encuentran en su interior representan unos ángeles custodiando la cruz templaria, además de otros motivos claramente vinculados a la obra alquímica. Silenciados e ignorados en mucha ocasiones, los templarios fueron fundados en 1118 para defender el cristianismo en Tierra Santa. A los caballeros destinados a la milicia se les exigía que fueran nobles, nacidos en cuna de buena familia y no bastardos, es decir, lo que entonces se conocía como «gentilhombres». Estos servían a la Orden del Temple en hermandad, por un tiempo determinado o toda la vida. Hasta su disolución, en 1312 (Concilio de Vienne), la comunidad contó con los beneplácitos de Roma, adquiriendo un gran poder. A raíz de su desaparición, el Temple se difuminó, cayó en desgracia y dio lugar a organizaciones más o menos clandestinas. En numerosas edificaciones del concejo de Aller se pueden absorber hoy en día simbologías y grabaciones que servían a estos «herederos» del Temple para encontrar refugio. Las historias sobre los monjes guerreros custodios del Santo Grial han acompañado siempre al Temple, así como su culto a la Virgen Negra, presente en Monsacro”.

Desde el albergue a Los Yanos, es un viaje de unos 20 minutos, salimos. Nos acercamos al punto de partida por la carretera AS-231, dirección Sur. En La Foz se toma la MO-4, pasamos por Otura y llegamos a Los Llanos, donde iniciamos la ruta. En este último lugar el aparcamiento resulta dificultoso, por lo cual es recomendable llegar temprano para poder ocupar uno de los escasos aparcamientos que hay en la pequeña plaza, donde hay un cartel descriptivo de la ruta. La ruta comienza en la propia plaza de Los Llanos, a 589 metros de altitud. Se encuentra bien señalizada con carteles (“to’ parriba!”) y luego solo nos resta seguir el camino marcado, siempre en ascenso. Tras pasar una portilla (que se debe de cerrar después de atravesarla) el paisaje se clarea y comenzamos a ver nítidamente las paredes rocosas que nos acompañaran todo el recorrido. También comienzan a verse varios tejos a lo largo del camino.

Tras una fuerte subida y después de pasar una bonita vega,nos encontramos con la Capilla de la Magdalena y con La Capilla de Santiago, de plata única, ya que es de planta octogonal, que dice que está asentada sobre un dolmen y con cueva de anacoreta incorporada; con cardos y barros milagreros en su entorno. 
imgp0254Una vez en las capillas, después de reponer fuerzas y por ser una cumbre que siempre nos atrajo, por ser la cumbre totémica de más antigua veneración de la montaña central.imgp0272

Dejamos atrás la Capilla de Santiago, y comenzamos una fuerte subida marcada con puntos en pintura amarilla, sin hitos, que nos llevara al pico La Fayona y al Monsacro. Desde este último, muy buenas vistas si el tiempo lo permite. Podemos divisar en primer plano el Embalse de Los Alfilorios, y un poco más lejos la ciudad de Oviedo y hasta la línea de costa.imgp0282

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s