“Sociedad Hullera Española (SHE)”

El albergue juvenil de Bustiello, está situado en el corazón del paraíso natural que es Asturias; pero todo su entorno está rodeado de cicatrices producidas por la explotación de la riqueza minera de sus entrañas y de un rico patrimonio industrial testigo mudo de esa época de prospecciones mineras. El protagonista de todo esto tiene un nombre, Sociedad Hullera Española, y a ella dedicaremos esta entrada para contar un poco acerca de sus inicios.

El día 27 de agosto de 1.892 ante el notario D. Luís González Soler en la ciudad de Barcelona, se constituye la Sociedad Hullera Española, con domicilio social en esa ciudad y fundada por el Segundo marqués de Comillas, Don Claudio López Brú; el objeto era la explotación por si o por cuenta de terceros, de hulla o industrias derivadas.

Se forma con un capital socias de 20.000.000 ptas., representado por 40.000 acciones de 500 pesetas, 20.000 acciones subscritas y 20.000 acciones en cartera. Las 20.000 subscritas son totalmente liberadas y era el valor dado a los bienes aportados a la fecha de la fundación, estos bienes eran las Minas de Aller que ya habían sido explotadas con anterioridad por el Primer Marqués de Comillas y otros partícipes; estas estaban constituidas por por 82 concesiones del Coto de Caborana con una superficie total de 2.413 Ha.

Se empezó la explotación con cinco grupos de montaña: Grupo Prevenida-Vicentera en el Pomar de Frades, Grupo conveniencia-Turca en Valdefarrucos sobre la concesión de Conveniencia, Grupo Legalidad en Aller sobre la concesión de Legalidad, Grupo esperanza en Aller sobre las concesiones de Mariana y Gran Porvenir y por último y también en el mismo municipio y las mismas concesiones el Grupo Mariana. La producción del primer año de explotación, 1892, fue de 131.697 Tn. Además de estos, formaba parte de la empresa dos fábricas de aglomerados, una en Sovilla y otra en Ujo, y un ferrocarril con vías en instalaciones accesorias.dsc00246

El coto primitivo fue aumentando hasta alcanzar 3.266 Ha. En 1.945.

En el año 1.899 la sociedad adquiere concesiones en con una superficie de 828 Ha. Que irían creciendo hasta los 1.396 Ha. En denuncias que se hicieron en 1.905, 1.915 y 1.939 y se denominaría Coto Quirós.

Entre los años 1.901 y 1.903 se solicitan concesiones en el alto Aller con una extensión de 4.500 Ha. Pasándose a denominar Coto Bello o de Alto Aller.

El coto más rico era el de Caborana, ocupaba la parte baja del valle. El agotamiento de las minas de montaña, hizo que se acometiera un plan de explotación por debajo del nivel del valle con pozos verticales, denominados San Jorge, San Antonio, Santiago y San Claudio. dsc_0023

Estamos viviendo la decadencia del sector, pero los castilletes de estos pozos son testigos mudos de lo que fue, y serán los encargados de hacer que nunca nos olvidemos de donde venimos. Sus perfiles los podemos divisar sin movernos del albergue, con un poco de imaginación podemos averiguar la ubicación de las bocaminas y sin demasiado esfuerzo podemos ver los planos inclinados por los que se conducía el mineral. dsc_0071

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s