El 1%

Vivimos en un tiempo que en lo político si escuchamos 3% es sinónimo de mordida, de Pujol, del rey emérito, de la Gurtel y de infinidad de cosas malas, más. Para nosotros el porcentaje, que representa lo peor de nuestro día a día, tan sólo representa un 1%.

Voy a empezar por decir que me siento muy afortunado de tener los alberguistas que tenemos, la inmensa mayoría gente maravillosa, con vidas plenas, buscando un merecido descanso tras un largo y duro año de trabajo que lo único que necesitan es desconectar durante unos días, alejarse de lo cotidiano y disfrutar de nuestro fascinante entorno .El 99% son gente honesta, familias luchadoras que después de un largo año de trabajo se toman unos días de descaso y afortunadamente piensan en nosotros como destino. Soy afortunado pues la inmensa mayoría son gente que vienen a disfrutar del monte, de Asturias, de nuestras raíces, de nuestra gastronomía, de ese conglomerado de cosas que construyen nuestro Paraíso Natural. Son muy pocos los de sol, fiesta y playa, aunque aquí también tienen cabida, es más rara su presencia, debido fundamentalmente a la lejanía de los puntos de ocio de nuestras instalaciones; la ausencia de este sector de turistas aporta descanso y tranquilidad, pues evitamos el ambiente post-fiestero que suele robar horas de sueño y descanso al resto de alberguistas que pasan sus días con nosotros.

bueno

Pero en esta entrada quiero hablar de ese 1%, que no son tan “guays”. Estos normalmente empiezan minándome la moral desde el primer contacto, en la primera llamada o en el primer correo electrónico, después de ver que hay disponibilidad, que tienen la habitación que necesitan, que la situación del alojamiento es la que estaban buscando, es ahora cuando empieza el “síndrome paisa barato”, es ahora cuando te dicen “somos cuatro pero como vamos a estar varios días no nos puedes bajar el precio” otros que también me hacen mucha gracia son los de “mira somos dos adultos y viajamos con tres niños”, claro hay niños que están exentos de pago, por lo que cuando me intereso por las edades de esos niños, es cuando muchas veces me vienen pensamientos muy feos y es que ” pues uno de los niños tiene 7 años, otra trece y el mayor 19″ señora, el niño mayor hace años, no iría de vacaciones con usted, pues estaría haciendo la mili; que triste y pretende que se alojen por la cara. Para finalizar voy a contar el último caso y el más reciente ” Una joven, 36 años, la pobre es pensionista, pero tiene una pensión de esas malas -según ella-, de esas no contributivas, pero quiere venirse de vacaciones y claro si la cobro 19€ por alojamiento y desayuno pues no puede estar todos los días que ella quiere; me dice que la haga una rebajita o que si no, no la interesa. Por favor haga el favor de quedarse en casa”.

market-611827_1280

Es este 1% el que tiene capacidad de revolverme el estomago, hace que me salgan granos en el corazón; pero claro si todos fueran como el otro 99%, nos pegaríamos por este trabajo pues sería una gozada  digna de privilegiados.

Esta entrada en el blog es para recordar a ese 1% que existe la decencia, que los regateos se los guarden para los zocos de los países árabes, que eso está feo hasta cuando te vas a comprar esas “raiban” de palo en el topmanta. Que si me regatean a mí, que hagan el favor de regatear también cuando vayan a la gasolinera, a la farmacia o al dentista, que regateen también en los Iberostar, Melia, NH y demás. Que por unos euros no pierdan su dignidad, que si no pueden salir 8 días pues que  salgan solo 4 o que se queden en casa.

head-1345060_1280

Este 1% e en animales temperamentales, como es mi caso, provoca que aun que no pierda la corrección pues me debo a ellos, como clientes míos que son, la palabras no me fluyen de forma tan alegre como es habitual en mí, se me pone un cartelito invisible en la frente con lo que siento por esa persona en ese momento que muchas veces tengo la impresión que ellos son capaces de leerlo; y esto la mayoría de la veces se transforma en criticas, cuando son constructivas son muy valiosas, pero la mayor parte de la veces las hacen aprovechándose de la repercusión que tienen las redes sociales y con el simple animo de hacer daño, lo que denota la aptitud vengativa y pueril de estos personajes, que además la mayoría de las veces se ocultan en el anonimato o tras nombres ficticios demostrando además su cobardía. Siempre son personas muy tóxicas.

gas-mask-2545867_960_720

Si te sientes dibujado dentro del grupo del 1% realmente tienes un problema o quizás lo tenga yo, pero si eres tu el que lo tienes haz el favor de hacértelo mirar…

 

Las fotos usadas en esta entrada son libres y han sido obtenidas de “Pixabay”, nos sentimos muy agradecidos a este portal y todos los que ceden sus imágenes de forma desinteresada.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s