El Albergue Juvenil de Bustiello es uno de los cuatro albergues juveniles, que existen en Asturias y que están integrados en la Red Española de Albergues Juveniles, a partir de ahora REAJ, es una red que a su vez está integrada en Hostelling International, que cuenta con más de 4000 alojamientos en todo el mundo.

 Estamos ubicados en el Poblado Minero de Bustiello, en el concejo de Mieres y a pocos cientos de metros de nuestros dos concejos vecinos Aller y Lena, estamos en la Montaña Central Asturiana, más concretamente en la zona denominada “Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras”.

 Nuestras instalaciones se asientan en lo que era la antigua escuela de niños, un edificio que se comenzó a construir a finales del siglo XIX y que funcionó como escuela hasta el año 1968. Luego caería en el olvido hasta que a finales de los años noventa, de la mano de la escuela taller, se inicia la recuperación del edificio, una vez restaurado pasa a depender del Principado de Asturias que es cuando lo convierte en el actual albergue juvenil, corría el año 2000.

 Desde su apertura, han pasado alberguistas por nuestras instalaciones de los más diversos rincones del mundo, de todas las edades, credos y color. Tenemos como clientes habituales grupos folclóricos, equipos deportivos, clubes de montaña, grupos de amigos, familias y en invierno también gente que viene a disfrutar de la nieve; podemos decir los hay de todas las edades, desde pocos meses, hasta octogenarios.

 Estamos ubicados en el centro del paraíso ciclista, salen con sus bicis sin necesidad de coche a subidas míticas, como Angliru, Cotobello, la Cobertoria, Gamoniteiro, Ermita del Alba o la Cubilla entre otros muchos y los amantes de la BTT estamos dentro del Anillo Ciclista, en un futuro no muy lejano será uno de los recorridos para este tipo de bicicletas, más importantes de Europa; también estamos en un enclave senderista privilegiado muy cerca de los parques de Redes y de Ubiñas-La Mesa, a media hora del valle del Oso y a veinte minutos de Oviedo y una media hora de Gijón, las playas de esta ciudad junto a la de Rodiles son las más cercanas a nosotros.

 El valor que más resaltan lo que nos conocen, es la buena mano de Dulce en la cocina y su generosidad, el trato familiar que mantenemos con el alberguista en todo momento y ponemos todo nuestros conocimientos a su disposición para que todo sea mucho mas fácil en los días que compartan con nosotros. Todo esto es debido a que somos muy consciente de la importancia que tienen los días de vacaciones para la gente y por el valor que damos a que todo el mundo se vaya con buen sabor de boca y con idea de volver otra vez.