El C. C. “El Viso” en el Paraíso ciclista.

Los ciclistas siempre han representado un porcentaje importante, de los alberguístas que llegan a nuestras instalaciones; eso es fundamentalmente gracias a la proximidad de nuestro albergue a las míticas cumbres que a lo largo de la Vuelta Ciclista a España han dado días tan gloriosos  a este deporte y que hace que miles de aficionados intenten emular a sus ídolos o que se impongan el reto de realizar esas mismas etapas. Sería injusto no reconocer la gran labor de promoción que desde hace años el ayuntamiento de Lena hace del “Paraíso Ciclista”, ya podría aprender algo el ayuntamiento de Mieres en lo que a promoción turística se refiere, pero que vamos a esperar de un ayuntamiento, que cierra por vacaciones su única oficina turística, en el mes de agosto, pero bueno ese es otro tema del que ya rajaré más adelante, pues no es la única aberración que este ayuntamiento comete contra el sector turístico.

VISOFURGO

En esta entrada voy a hablar de un grupo de apasionados de las bicis llegados desde Sevilla, son corredores del Club Ciclista el Viso, pues es de su compañía de la que hemos disfrutado más recientemente y que amablemente nos han dejado utilizar sus fotografías. Llegan al albergue varios de sus corredores: unos master 30, otros master 40 y también había master 50 y 60: De entre ellos voy a hacer mención especial de Antonio Garcia, master 60, que fue medalla de oro en las Paraolimpiadas de Atenas del 2004, un ejemplo de pundonor, que marchó cabreado por no haber traído un desarrollo adecuado para subir al  tan respetado Angliru, pero que seguro que pronto volveremos a tenerle rodando por nuestras carreteras para quitarse esa espinita y para disfrutar del Puerto San Lorenzo y de la Farrapona, que les quedaron pendientes. En los días que nos acompañaron hicieron un desnivel positivo superior a los 12.000 metros y un porrón de kilometros. Sólo necesitaron las furgonetas, para la Etapa de El Fito-Lagos de Covadonga-El Fito, el resto de los días era desayunar subir en sus bicicletas a la puerta del albergue y ponerse a disfrutar. De esta manera fueron varias etapas; el primer día eligieron una etapa muy dura, que unido al calor que hizo ese día les dejó un poco machacados para los siguientes días, ese día desayunan temprano y se dirigen hacia Pola de Lena donde iniciaran la ascensión a la Cobertoria para continuar la subida al Gamoniteiro.PELOTON

Otra de las etapas elegidas fue Bustiello-Puerto de la Cubilla-Bustiello, a esta etapa la seguiría otra bonita etapa la de los Valles Mineros, salen de Bustiello y se dirigen hacia Cabañaquinta donde toman dirección a la Collaona y en cuyo descenso les llevará hasta Pola Laviana, para ellos este tramo fue el más bello de todos los que hicieron, luego fueron dirección Langreo para coger el ascenso a La Colladiella puerta de entrada al Valle de Turón y llegar a Bustiello cerrando una muy bonita etapa y minera donde las haya. LAS COSAS BIENHECHAS

Al día siguiente, después de muchos kilómetros de bici, por primera vez van a usar las furgonetas, para desplazarse al mirador del Fito por su vertiente norte, esta etapa la inician en Gobiendes, suben al mirador del Fito y bajan dirección Arriondas para iniciar a continuación el ascenso a los Lagos de Covadonga; les quedaría desandar el camino, para volver a subir El Fito y finalizar en Gobiendes;  decir que en temporada alta con la mafia que se ha creado para que una empresa se lucre subiendo turistas y masificando más que nunca los Lagos de Covadonga, es un peligro intentar subir a los Lagos en bici, autobuses subiendo y bajando continuamente, hace que el ciclista en lugar de ir sufriendo pero disfrutando de su pasión, vayan con el sentimiento de que en cualquier momento, el siguiente autobús de esta empresa para los que parece que no existen las limitaciones, les vaya a arrollar, es una verdadera pena.

ANTONIOGARCIA

El día antes del que tenían fijado para subir al todo poderoso Angliru, se marcan una etapa “tranquila” de la que no esperaban demasiado y resulta que fue una de las que más satisfacciones les produjo, salieron de albergue dirección al Puerto de San Isidro disfrutando del magnifico valle de Aller y a su regreso en el Escuyu se desvían para ascender otra mítica subida, la de Coto Bello, etapa reina en la Vuelta del 2011 y que hoy lleva el nombre de uno de los ciclistas asturianos más grandes de todos los tiempos, el Alto de Chechu Rubiera, luego bajarían para terminar la etapa a la puerta del albergue.

VISO

Por fin llega el día, este día al desayuno, tempranito, hay más silencio del habitual, es fruto del respeto que impone el Angliru, van a tener suerte pues refresca un poquito, se ponen los cortavientos, sabiendo que antes de llegar al alto del Cordal, les va a sobrar todo,  se montan en sus bicis e inician la etapa, hoy es Bustiello-El Cordal- El Angliru, barajan, si la vuelta hacerla por el mismo recorrido, al final así lo hicieron, o la alternativa de al descender, en Vega de Riosa, tirar dirección Morcín para llegar luego a Mieres evitando la subida de nuevo al alto del Cordal.

PADREEHIJO A su regreso sus caras eran totalmente diferentes a las de la mañana, era esa cara de satisfacción que produce cuando se supera un reto, me llama la cara de emoción cuando al “Taxista” con sus 68 tacos cumplidos y montando una Pinarello como nadie, le pregunto que que sintió al llegar arriba, y con cara de emoción no fue capaz de pronunciar palabra, pero cu cara lo dijo todo, me encanto. Era momento de ver fotos, de reírse del que intentó subir en bici eléctrica y la quemó, de lo dura que es la recta de la Cueña les Cabres o de como empezó a perder aire por la válvula a 400 metros de la cima y tuvo que parar y pensó que le iba a ser imposible volver a arrancar. Ver esas caras de satisfacción no tienen precio.

POSANDOVISO

Todas esta aventuras fueron, en parte, gracias la lo mucho y bien que Dulce desde la cocina les cuidó, ya es sabido que nuestra cocina es uno de los pilares para que el albergue funcione bien y tenga la popularidad que tiene. Cuando no corrían en bici compartían su tiempo con familias con niños desde Almería, pasando por Francia e Inglaterra hasta terminar en Estados Unidos, también con ciclistas-moteros del país trasalpino. Y es que aun que los ritmos sean totalmente diferentes la compatibilidad en el día a día del albergue, entre familias, deportistas y turistas, es de un 100%. De la carreras de Iker, huyendo de la Barbi Rubia, no voy a contar nada, eso queda para nosotros. Pero Carlos, plantéese ganarse la vida así, que vale un montón.

YOSUBI

Un fuerte abrazo desde aquí para los campeones del Club Ciclista el Viso.

FABADA

Somiedo: de la Farrapona al Valle del Lago.

Un espacio que hipnotiza,  Reserva Natural de la Biosfera desde el año 2000, no llega a tener la popularidad que tiene Picos de Europa o Covadonga, cosa que se agradece al mismo tiempo que nos extraña, pues la belleza de esta zona no tiene parangón. Es una zona con amplia oferta hostelera y su icono son los teitos, construcciones características y exclusivas de Somiedo y que vamos a ver diseminadas por sus brañas. El viaje desde Bustiello a esta zona se nos va a hacer un poco largo, pero la ruta que nos va a ofrecer lo va a compensar; saldremos dirección Oviedo y en la salida de la A66, 32B nos dirigiremos hacia Grado-La Espina, para continuar direccion Belmonte de Miranda, buen sitio para hacer un alto y tomar un café y comprar el pan para los bocatas y luego continuar dirección Pola de Somiedo y luego subir hasta el Alto de la Farrapona. El inconveniente es que si dejamos el coche en la Farrapona, debemos hacer una circular para ir al punto de partida que va a hacer la ruta mucho más larga y dura, por lo que lo ideal sería y en dos coches e intercambiar llaves a mitad de camino, unos que iniciaran la ruta en el Valle del Lago y otros en la Farrapona.

Yo voy a describir la ruta con inicio en el alto de la Farrapona, la distancia es de doce kilómetros y medio y un desnivel acumulado de 750 metros. Accedemos hasta la Farrapona por la SO-2 y desde aquí tomamos una pista que nos lleva hasta el Valle del Lago, es el P.R. AS-15. Cuando comenzamos a caminar en la Farrapona, vemos varias señales, una de ellas nos indica que estamos a una altitud de 1709 metros. Desde aquí vamos a comenzar a caminar por una pista que serpentea por las praderas del Balbarán y a un kilómetro del inicio de nuestra ruta, nos vamos a encontrar en La Caranga, collado en el que se ubica el lago de la Cueva en las inmediaciones de la antigua mina de hierro de Santa Rita, este mineral debe ser muy abundante pues con las lluvias los charcos que se originan son de un rojo fuerte, impresionan.

DSC03550 Continuamos avanzando por la pista y después de un trecho nos encontramos con el lago Cerveriz, a los pies de los imponente picos Albos, si vas bien de fuerzas una de las opciones es ascender por esta zona al pico para descender por la otra vertiente que nos llevará justo frente al Lago del Valle; si no es así continuamos camino atravesando la bonita vega de Cerveriz y continuaremos caminando hasta el lago de mayor profundidad de la cordillera Cantábrica, el lago Calabazosa, con sus 65 metros de profundidad y una superficie de más de 17 hectáreas.

DSC03567 Un poco más adelante está la braña del calabazosa y el mirador, si no vamos con dos coches y no queremos que la ruta se haga demasiado larga, es el momento de dar la vuelta.

Si no es así, vamos a continuar faldeando los picos Albos ahora por la otra vertiente y en una pronunciada senda rocosa dirigiremos nuestros pasos al Lago del Valle, ya se vislumbra en el horizonte, para mí una de las estampas más bellas de Asturias, el Lago del Valle, como punto y final del Valle del Lago, con todas las brañas de su entorno habitada por una de las construcciones con más magia de la región, los teitos.DSC03601 Vamos en bajada continua ante la atenta mirada de los Albos, que permanecen omnipresentes durante toda la ruta, hasta llegar al teito que corona el lago artificial, presa, o como queramos denominarlo Lago del Valle, a su lado por la ladera discurre el agua de un manantial próximo, que puedo decir que es el agua qué más rica me supo nunca, creo que el entorno ayuda a tener esta sensación. Este es el lugar ideal para reponer fuerzas y disfrutar de uno de los rincones más bellos del paraíso.DSC03552

Ahora ya sólo nos queda recorrer los varios kilómetros que separan el Lago del Valle del Valle del Lago,

DSC03637 donde tenemos el coche esperando y donde antes de iniciar el camino de regreso al albergue, nos tomaremos un par de claras, que nos tenemos bien merecidas.DSC03645

Esta ruta no deja indiferente a nadie, debería ser obligada y para mí siempre será una ruta muy especial, si te atreves con ella, estoy convencido que quedarás gratamente impresionado.DSC03649

Ruta: “Alto de La Farrapona-Valle del Lago”

La ruta de la que os hablo hoy, es una ruta que está alejada del albergue, las carreteras son buenas, pero la verdad que por cualquiera de las alternativas que optemos se hace un poco pesado. Una vez dicho esto, decir que nada más salir del aparcamiento del Alto de la Farrapona y ver el perfil de los Albos, lo sinuoso de la carretera que nos lleva hasta Pola Somiedo, el verdor, etc.; sólo ésto ya compensa el esfuerzo del viaje. Para mí, pocas vistas son tan espectaculares como la que hay del valle desde el Pico Albos, una autentica maravilla.dsc03567

Esta ruta es complicada, por la distancia iremos por la parte de Asturias a pesar de tardar 20 minutos más que por la vertiente leonesa, pero así nos ahorraremos el peaje, la distancia son 115 Km. y algo más de hora y media y por que si no tenemos un coche en La Farrapona y otro en el Valle del Lago, la ruta será de ida y vuelta, muy dura de hacer. Con el recorrido sencillo de La Farrapona Al Valle del lago son 14 Km y 4 horas y media.

Nos dirigiremos dirección Oviedo y antes de llegar salida 32 B dirección Grado-La Espina y por aquí hasta la salida 28 Doriga-Cangas de Narcea-Salas, salimos a la SL 9 e iremos hasta encontrar la salida a la AS 15 y luego a la AS 225 y pasaremos por Belmonte, Aguasmestas y un poco antes de Pola de Somiedo, cojeremos el desvío hacia Saliencia-Alto de la Farrapona. Desde el pueblo de Saliencia, último núcleo rural del valle del mismo nombre, una pista preparada para el tráfico rodado conduce al Alto la Farrapona o Collada de Balbarán, lugar de paso hacia el municipio leonés de San Emiliano y etapa mítica del la vuelta ciclista a España. Se inicia en este punto el paseo a pié con una bella perspectiva del macizo de Las Ubiñas. Un ramal de la pista vuelve hacia el oeste para alcanzar el Lago de la Cueva, después de una suave bajada de aproximadamente un kilómetro. En este paraje son aún evidentes las cicatrices producidas en el terreno por la explotación de hierro de la Mina de Santa Rita, si ha llovido, los charcos que se forma en su entorno, hace que parezca que sangra la tierra, ésto es debido al alto contenido en mineral de hierro que hay en la zona, actualmente abandonada. Continúa el itinerario por la antigua pista de la mina de hierro, con una fuerte subida hasta pasar junto a la laguna de la Mina, seca en los meses de verano. Pocos minutos después se abre el horizonte y queda a la vista la espléndida pradera de Cerveiriz, así como el lago del mismo nombre que se alcanza tras un suave descenso. Prosigue el camino en dirección sudeste para descubrir el magnífico panorama que presenta el gran Lago de Calabazosa. Este lago, el mayor de los tres, ocupa la depresión de una gran dolina excavada por disolución de la caliza e impermeabilizada después por el depósito de sedimentos glaciares. Tras retroceder hasta la Vega de Cerveiriz, se continúa cruzándola en dirección noroeste y tomando, al final de la misma, una senda que en ligera subida conduce a un collado situado al norte.En este punto hay un mirador señalizado, que nos ofrece  la contemplación de la impresionante vega de Camayor de suaves pastos subalpinos y pequeñas lagunas. Después de media hora de caminar, siempre en la misma dirección, se accede a la Llomba de Camayor, desde donde se divisan las crestas de Peña LLana, Cebolléu y Picos Albos.                                                            dsc03594 En este lugar el camino gira hacia la izquierda y sigue en continuo descenso hasta dar vista en poco tiempo al Lago del Valle y las praderas que conducen al pueblo de Valle de Lago. Desde este punto, y por un sendero siempre en descenso, se alcanza la pista que comunica Lago del Valle con la localidad de Valle del Lago,                                                dsc03632 continuando por ella hasta llegar al pueblo. Observaciones: En el caso de hacer la ruta partiendo de Valle de Lago hay que tomar la pista que sale hacia el este, siguiendo las indicaciones que conducen a los lagos de Saliencia, hasta alcanzar la Llomba de Camayor y cruzar las Vegas de Camayor y Cerveiriz hasta los lagos. Desde el último se sigue la pista de la mina hasta tener a la vista el Lago de la Cueva.

dsc03637

Esta ruta, hará que se te quede el verde, las vacas, los lagos, grabados en la retina para siempre, la definición de valle de cualquier enciclopedia, parece que ha sido escrita mirando desde la altura la grandiosidad de este espacio natural. Tierra de osos y de teitos, donde convive la forma de vida de hace miles de años, con los turistas que se aproximan a Somiedo desde los puntos más recónditos del planeta. estoy convencido que esté será un día que te acompañará toda la vida.